Publicidad

No, no todas las mascarillas FFP2 son iguales

Sigue Leyendo

- Advertisement -
- Advertisement -

Frente al efecto limitado de las mascarillas quirúrgicas, va ganando terreno la mayor protección que ofrecen las FFP2. Aún así, dentro de esta categoría, la oferta sigue siendo muy amplia: estas son las claves para escoger las de una mayor protección.

En pocos meses, el uso de la mascarilla se ha convertido en un gesto cotidiano, pero los profesionales sanitarios tienen claro que no todas ofrecen la misma protección. Cada vez más evidencias apuntan al cambio de las mascarillas quirúrgicas hacia las mascarillas autofiltrantes. La razón es sencilla: mientras que las primeras están pensadas para proteger a los demás, las segundas contienen un filtro de micropartículas que ejerce como barrera propia frente a la inhalación del patógeno de la COVID-19.

La designación “FFP2” significa que la mascarilla filtra como mínimo el 94% de las partículas presentes en el aire… Pero incluso dentro de esta categoría, hay diferencias según el fabricante: ¿Cómo me aseguro de acertar al escoger mascarilla FFP2?

Mayor filtración, ajuste y respirabilidad
Hay tres factores principales a tener en cuenta a la hora de valorar una mascarilla FFP2: el nivel de filtración de aerosoles, el sistema de ajuste a la cara y la respirabilidad. Al valorar estas características, destacan propuestas como las de la marca Star Care, que demuestran -una vez más- que no todas las mascarillas son iguales.

  1. Filtración:

Las mascarillas de la empresa española Star Care presentan un nivel que supera el mínimo exigido por la norma europea de referencia: en lugar del 94% que apuntábamos antes, estas filtran hasta un 98% de los aerosoles COVID -casi como una FFP3-. Además, su funcionamiento es como el de una tela de araña, en la que las micropartículas quedan pegadas a las fibras. Esto es porque dos de las cinco capas de estas FFP2 están electrizadas, lo que les confiere las propiedades de un imán y capturan hasta diez veces más partículas que las fibras normales.

2. Ajuste:


Otro factor a tener en cuenta a la hora de valorar mascarillas FFP2 es el ajuste. En el caso de las Star Care, están diseñadas de tal forma que permitan un ajuste perfecto en la cara, gracias a un clip nasal muy maleable. Además, incluyen reguladores de tamaño para ajustarse perfectamente al tamaño de la cabeza: esto es importante porque reduce las fugas de aire del interior al exterior, y viceversa.

3. Respirabilidad:


Por último, nos hemos de fijar en la respirabilidad, algo determinante para el uso diario de las FFP2. Gracias a su diseño, las mascarillas Star Care no se pegan a la cara, por lo que proporcionan un mayor volumen de aire. Eso, sumado a la baja resistencia de los materiales, resulta en unas cifras de exhalación e inhalación muy inferiores al límite establecido por la Unión Europea.

Si a estos tres factores clave le sumamos otras características como la suavidad y el respeto a la piel o el empaquetado reutilizable, concluimos que Star Care ofrece la mejor alternativa para protegernos y proteger a los demás. Una nueva constatación de que no, no todas las mascarillas FFP2 son iguales.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas Noticias

Ayuntamiento de Almería informa sobre el bono social de electricidad en los barrios más vulnerables

La concejala de Participación Ciudadana, Paola Laynez, se ha reunido en El Puche con representantes vecinales para acercar esta...
- Publicidad -

Más Noticias de Almería

- Publicidad -

Tu próxima escapada a #CabodeGata - 10% en Reserva de Hotel

X