Publicidad

NÍJAR refuerza el servicio de socorrismo en calas del parque natural y apela a la «sensatez» de los bañistas

Sigue Leyendo

- Advertisement -
- Advertisement -

El Ayuntamiento de Níjar (Almería) ha reforzado este año el dispositivo de seguridad en calas salvajes y playas urbanas del parque natural de Cabo de Gata con 30 socorristas que cuentan con módulos de asistencia en playas urbanas, dotados de desfibriladores, oxigenoterapia, carretes de rescate, botiquines y todo lo necesario para prestar un primer auxilio en caso de accidente.

El servicio destina 12 socorristas itinerantes a las playas no urbanas realizando y realizarán recorridos periódicos en vehículos todo terreno, mientras que desde el mar se presta asistencia con dos embarcaciones de 4,5 metros y una de 7,5 metros de eslora.

Unos y otros realizaran el servicio en horario ininterrumpido desde las 11 de la mañana a las 20 horas de lunes a domingo.

En el mar, como asideros, hay dispuestos 14 anillos de salvamento, para nadadores que se vean sorprendidos por oleaje, corrientes o cualquier incidencia que le obligue a buscar refugio a la espera de rescate.

Repartidos desde Aguamarga hasta la Media Luna, pasando por Mónsul, Genoveses, El Plomo, el Arco y así hasta completar el mapa de calas salvajes, se han dispuesto estos flotadores anclados al fondo para ser usados en caso de emergencia.

«Hemos puesto todo lo necesario para que el verano sea perfecto, para que los visitantes puedan disfrutar del verano y nosotros terminar la temporada con un balance de cero ahogados. Desgracias y accidentes puede haber en cualquier momento, pero lo que no podemos permitirnos es que por imprudencias, pese a las advertencias de los socorristas, se sigan produciendo ahogamientos en el parque natural», ha advertido la alcaldesa, Esperanza Pérez.

Pérez ha señalado que las «únicas variables que nosotros no podemos controlar son la insensatez, la temeridad o la inconsciencia» y ha llamado a «hacer un esfuerzo por impedir que produzcan consecuencias tan graves como las del pasado año en nuestras playas».

Además de los medios para salvamento, este año las playas de San José y Aguamarga tendrán sillas flotantes para facilitar el baño de personas con movilidad reducida. En la Isleta del Moro se han instalado aseos públicos para prestar un mejor servicio a los visitantes, y están atendidos por una persona para su constante desinfección durante las horas de servicio de playa.

El litoral cuenta con equipos fijos en las playas urbanas y de vigilancia continua en las calas y zonas de difícil acceso, donde se cuenta con vehículos todoterreno, lanchas neumáticas y otros elementos para facilitar la asistencia.

El Ayuntamiento ha dispuesto equipamientos, desfibriladores en cada puesto de socorro y en los vehículos que hacen rutas por las playas tanto urbanas como de difícil acceso, carretes de seguridad para los socorristas que deben lanzarse al agua en acciones de rescate, kits de reanimación y todo lo necesario para garantizar la seguridad de los bañistas.

En junio dos bañistas fallecieron en Cala Rajá al quedar atrapados por el oleaje en un zona de rocas de difícil acceso mientras que una tercera persona moría también por ahogamiento frente a la playa de Los Escullos al lanzarse al agua desde el kayak en el que había quedado a la deriva y del que tuvo que ser rescatada otra ocupante por Salvamento Marítimo.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas Noticias

El alcalde agradece la labor de ANDA y sus 30 voluntarios que garantizan un verano divertido e inclusivo a niños con diferentes capacidades

Fernández-Pacheco visita la X Escuela de Verano de la asociación que trabaja con niños con discapacidad intelectual y a...
- Publicidad -

Más Noticias de Almería

- Publicidad -