Los ayuntamientos de Almería toman decisiones dispares sobre el baño en playas en fase 2 y esperan más normas

Los ayuntamientos del Poniente almeriense se han mostrado más partidarios de permitir el uso lúdico más allá del paseo y la práctica deportiva en su litoral con la nueva fase de la desescalada siempre que el Gobierno lo posibilite y no introduzca condicionantes como servicios adicionales que, en este caso, no podrían ponerse en marcha con tanta premura, según han detallado a Europa Press.

Playa de Adra

Así, el Ayuntamiento de Adra ya avanzó su intención de poner en marcha una serie de medidas y recomendaciones para el uso y disfrute de las playas a partir de la fase 2 del plan de desescalada del Gobierno con una serie de actuaciones y recomendaciones a la población que acuda para disfrutar del baño.

Playa de Balanegra

Por su parte, la alcaldesa de Balanegra, Nuria Rodríguez (PP), ha señalado que la afluencia a las playas previa al inicio de la temporada sería posible incluso si se solicitara un cierto control sobre el aforo o actuaciones de limpieza diaria, que ya se realizan. «Si se piden otras medidas, no será posible», ha reconocido la primer edil, quien de forma paralela trabaja en el Plan de Contingencia solicitado por la Junta bajo las recomendaciones efectuadas.

Playas de El Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), ha indicado está trabajando en el Plan de Contingencia de Playas para que esté operativo el 12 de junio, aunque las playas «están en disposición de poder utilizarse, respetando siempre la distancia de seguridad y el aforo, en el momento que el Gobierno de la Nación lo autorice», según ha aclarado.

«Si el lunes se permite ya el baño en las playas, tendrá que decir el Gobierno en qué condiciones para que podamos tomar las medidas que se soliciten», han incidido desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, donde han recordado que la temporada comienza a mitad de junio, con los correspondientes equipamientos y servicio de socorrismo. «Todavía no hay instrucciones precisas, aunque la Junta ha hecho unas recomendaciones», han recordado ante la «incertidumbre» generalizada de los Consistorios.

Playas de Almería Capital

En el caso de la capital, el Ayuntamiento se encuentra a la espera que el Gobierno aporte más información a través del BOE para saber bajo qué normas se permitiría el acceso a las playas para el baño o tomar el sol antes de estructurar su decisión, aún no desvelada. Por el momento, los servicios de playas como el funcionamiento de duchas, por ejemplo, se mantiene inoperativos.

Playas de Níjar

El Ayuntamiento de Níjar, gobernado por la socialista Esperanza Pérez, ya avanzó su decisión de prohibir el acceso a las playas del término municipal para actividades que no sean «estrictamente deportivas»; una medida que va a permanecer vigente hasta que la Junta de Andalucía «detalle las normas higiénico-sanitarias aplicables en el tratamiento de la arena, así como cualquier otro procedimiento que se implemente para garantizar la seguridad de los bañistas».

Para Níjar, las playas «siguen siendo un espacio sometido a las restricciones que plantea el estado de alarma» y que, por tanto, «la afluencia de bañistas en la creencia de que los cambios de fases autorizan su disfrute indiscriminado es errónea».

Playas de Garrucha

Por su parte, la alcaldesa de Garrucha, María López (PSOE), ha asegurado que no se prevé el baño hasta al menos el 10 de junio, ya que el Plan de Contingencia solicitado por la Junta se encuentra «muy avanzado» y mediante el mismo se podrá diseñar un control de aforo, canales de acceso y la habilitación de servicios como duchas. «Esperamos tenerlo listo y presentado la semana que viene», ha aclarado a la espera de que el Gobierno andaluz les aclare algunos requisitos para acabar el documento.

Playas de Vera

Esta postura contrasta con la de otros municipios del Levante como Vera, donde han incidido en que si durante la fase 2 se permite el baño se van a «acatar las directrices» y se va a permitir bajo las normas que dicte el Gobierno, aunque en su caso también recuerdan que las medidas del plan de playas no comienzan a ponerse en marcha hasta mitad de junio. «A partir del lunes, quien se quiera bañar si el Gobierno lo permite, tendrá la playa como siempre», han puntualizado.

Playas de Cuevas del Almanzora

El alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández (PSOE), ha asegurado que en su localidad no habrá restricciones para disfrutar de sus 16 kilómetros de playas a partir del lunes ya que, ante la imposibilidad aún de viajar entre provincias, «no se prevén aglomeraciones» en el litoral.

«Haremos un bando en el que recomendaremos las medidas de seguridad», ha detallado el primer edil quien también prevé un aumento de la vigilancia en la costa mientras que, paralelamente, se ultima el Plan de Contingencia exigido por la Junta para tener los servicios operativos a partir del 15 de junio.

Playas de Mojácar

Mojácar, por su parte, se encuentra expectante a la publicación oficial de las normas comunes a todos los municipios costeros para determinar qué hacer con los bañistas a pesar de que las playas «ya están listas, limpias y en orden». También en su caso, los servicios de temporada no entrarán a funcionar hasta el 15 de junio.

Playas de Pulpí

Sin una decisión cerrada al respecto, el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García (PP) ya avanzó que sería «difícil» la apertura para uso recreativo de las playas –tomar el sol o disfrutar de un baño– con la entrada en la fase 2, mientras que en Carboneras han decidido, al igual que Níjar, que no van a permitir el baño hasta que la Junta no remita «instrucciones precisas en relación a las normas higiénico-sanitarias que se deberán cumplir, por ejemplo, en el tratamiento de la arena». «Estamos con el plan de contingencia y se necesitan esas indicaciones», han atajado.

Europa Press

Eres el primero en comentar esta noticia

Comenta esta Noticia

Tu dirección de correo no será publicada.


*