Publicidad

La consejera de Desarrollo Sostenible valora la contribución de los cazadores andaluces a la conservación ambiental

Sigue Leyendo

- Advertisement -
- Advertisement -

Carmen Crespo y José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, visitan el proyecto de recuperación de perdiz roja que se desarrolla en Almargen.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha visitado este jueves el proyecto ‘Red de Cotos Unidos por el Fomento de Perdiz Roja y Aves Esteparias’ (RUFA), una iniciativa pionera de conservación y recuperación de esta especie que se está desarrollando en Almargen (Málaga). En la puesta en marcha de ‘RUFA’ participan la Sociedad de Cazadores ‘Crestagallo’ de Almargen, la Fundación Artemisan y los cazadores federados almargeños y, durante su recorrido, Crespo ha estado acompañada por el presidente de la Federación Andaluza de Caza (FAC), José María Mancheño, y por representantes de la directiva de ‘Crestagallo’.

Al respecto, la responsable del ramo ha destacado la importancia que para Andalucía tiene la caza sostenible, puesto que “está fijando la población al territorio y es fundamental para seguir creciendo en el mundo rural de Andalucía” . En este sentido, ha querido felicitar a los promotores de esta iniciativa que también promueve la biodiversidad, puesto que “está impulsando la regeneración, repoblación y la conservación de especies como es la perdiz roja”. Se trata, ha dicho, de un proyecto pionero en Andalucía y en España y queremos extrapolarlo a otras zonas de Andalucía por su importancia. La consejera ha explicado que el proyecto RUFA “está funcionando”, ya que en una superficie de 6.000 hectáreas han pasado de contar con 300 a 6.000 perdices rojas

Por su parte, el presidente de la FAC ha explicado que “sólo visitando sociedades de caza como la de Almargen se puede conocer la realidad de la caza social y su compromiso real con la conservación, por la que trabajan con recursos propios”. José María Mancheño ha agradecido a Carmen Crespo su visita al coto social de Almargen y ha añadido que “el modelo de gestión y conservación que se desarrolla en este municipio es perfectamente extrapolable a Andalucía y adaptable a cualquier tipo de aprovechamiento agrario, por lo que esperamos que la Junta de Andalucía apueste por la defensa, fomento y apoyo a este modelo, cuya aplicación es vital para la conservación y para el mantenimiento de la caza menor andaluza”.

Durante la visita, Carmen Crespo ha podido conocer, de primera mano y junto a la alcaldesa de Almargen, María del Carmen Romero, los resultados de este proyecto que se basa en las sinergias existentes entre cazadores y agricultores para desarrollar medidas que garantizan el mantenimiento de hábitats favorables para la perdiz roja. De esta forma, se espera recuperar su población sin renunciar al aprovechamiento sostenible y adaptativo de una especie emblemática y fundamental para la caza menor.

La aplicación del proyecto RUFA en Almargen contempla adaptar los cupos de captura a la realidad de las poblaciones de perdiz en el coto malagueño y la realización de un seguimiento constante. Además, también incluye siembras específicas que aportan refugio y alimento a las patirrojas y que conllevan compensaciones económicas para los agricultores. En concreto, los cazadores destinan más de 3.000 euros anuales a este fin tan solo en la localidad malagueña.

Asimismo, en el marco de este proyecto pionero, los cazadores federados de Almargen han instalado más de 100 puntos de alimentación suplementaria y bebederos de los que pueden beneficiarse todo tipo de especies, tanto cinegéticas como no cinegéticas. De esta forma, se ofrecen recursos adicionales para que los animales de la zona puedan sobrevivir durante los meses de verano, en los que aumenta el calor y se reduce el alimento.

Respaldo del Gobierno andaluz a la caza sostenible
La consejera de Desarrollo Sostenible ha recordado que el actual Gobierno andaluz ha demostrado “desde el inicio de la legislatura, su respaldo y apoyo a la caza sostenible que se realiza en Andalucía y que tiene un importante papel, tanto en la generación de riqueza en las áreas rurales como en la conservación de nuestro rico patrimonio natural”. A modo de ejemplo, ha comentado que “tan solo tres meses después de llegar a la Consejería, firmamos con la Federación Andaluza de Caza un protocolo para la defensa y el impulso de la actividad cinegética en nuestra Comunidad Autónoma” y ha detallado que, entre otras medidas adoptadas en este marco de colaboración, en 2020 se declaró como Bien de Interés Cultural (BIC) La Montería y la Rehala en Andalucía.

Además, como ha apuntado Carmen Crespo, el actual Gobierno andaluz ha reforzado la importancia del Comité de Caza como órgano de participación, de interlocución con el sector y la sociedad y de toma de decisiones en el ámbito cinegético; ha adelantado la aprobación de las resoluciones de los periodos hábiles con el fin de “dar más posibilidades de planificación a los cazadores” y, además, en 2021 ha aprobado “la esperada orden de la cetrería en Andalucía que demandaba el sector”.

“A éstas y otras acciones que estamos acometiendo se suma también el trabajo conjunto de la Consejería y la FAC para elaborar el Plan Andaluz de Caza dando prioridad, entre otras cuestiones, a la agilización, la simplificación, la eliminación de trabas, la unificación de criterios y la homogenización”, ha añadido la consejera.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas Noticias

La Junta aprueba un nuevo programa de empleo y formación dotado con 30 millones de euros

Blanco anuncia la publicación en BOJA de la orden regulatoria de los proyectos, que sustituirán a las escuelas taller...
- Publicidad -

Más Noticias de Almería

- Publicidad -