El acceso seguirá gratuito, pese a que una Orden dispone el cobro a visitantes no comunitarios