Jupol urge un protocolo de actuación ante la llegada de 383 pateras a Almería en lo que va de año

La organización sindical de Policía Nacional Jupol ha reclamado este martes un protocolo de actuación al Ministerio de Interior ante el “incremento descontrolado” de la llegada de inmigrantes en patera a la provincia de Almería tras las 383 embarcaciones rescatadas en lo que va de año, lo que ha supuesto el haberse hecho cargo de más de 4.200 personas en situación irregular.
Según ha explicado el secretario provincial de Jupol en Almería, Héctor Gómez, la situación “está provocando que la plantilla de Policía Nacional en Almería haya tenido que ser reforzada en numerosas ocasiones por otras unidades y plantillas de Policía Nacional de la provincia para los dispositivos originados por las embarcaciones clandestinas”.
Este aspecto ha derivado, según Gómez, en una “merma de policías en otros destinos y por ende una menor atención a los ciudadanos, circunstancia que además ha dejado de ser algo puntual o sobrevenido convirtiéndose en algo habitual y previsto”, según ha trasladado en una nota.
La organización ha solicitado nuevamente la publicación de un protocolo de actuación ante la llegada de pateras que “resuelva el vacío operativo muy importante en zonas como la provincia de Almería”. “Esta ausencia de protocolo nacional, no justifica que los responsables policiales y políticos de nuestra provincia no hayan encontrado una solución definitiva”, ha añadido Gómez.
Desde Jupol se ha incidido en la “precaria situación” en la que trabajan los policías que atienden a estos inmigrantes a su llegada, “sin un protocolo de actuación específico para estos casos, sin test PCR a pesar de estar en contacto estrecho con algunos positivos confirmados y en una situación de inferioridad numérica evidente, algo que pone en riesgo a los agentes dada la poca seguridad que existe en las instalaciones en las que realizan la custodia”.
Por este motivo, el portavoz de Jupol a nivel nacional, Pablo Pérez, se ha desplazado hasta la capital almeriense para analizar de primera mano la situación en la que están trabajando los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía en este tipo de dispositivos.
Pérez ha reiterado “la urgente necesidad de tomar medidas, ante una situación perfectamente previsible, que se repite año tras año en nuestras costas, y en el que ni el Ministerio del Interior, ni la Dirección General de la Policía acaban de afrontar con determinación la búsqueda de una solución que garantice la seguridad y salubridad, tanto de los agentes de la Policía Nacional, como de los migrantes”.
Desde Jupol han reconocido que “actualmente los funcionarios policiales tienen una correcta dotación de equipos de protección”, aunque seguirán “vigilantes” para “evitar que se produzcan deficiencias en este sentido”.
Para el portavoz de Jupol, esta situación “no se puede prolongar más en el tiempo, es necesario que la DGP y el Ministerio afronten sus responsabilidades y las obligaciones y pongan en marcha un protocolo de actuación eficaz para la recepción y custodia de inmigrantes irregulares y dotar de los medios materiales y humanos suficientes a los agentes de la Policía Nacional que afrontan en este tipo de actuaciones, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias”.

Contenido Relacionado: