Publicidad
Categorías: Deportes

Juanmi González, maestro en la ‘alquimia del voleibol’

Publicidad

El receptor onubense reúne todas las condiciones físicas, mentales y morales en su regreso a Unicaja Costa de Almería para volar más alto que nunca: “Estoy a un nivel considerable, pero puedo ofrecer más”.

Seguramente sea la frase que los rivales no quieren oír o leer, pero que se ciñe a la realidad en la que cree el caballo de Huelva. Si el lo dice, siempre sincero consigo mismo, es porque lo que está en ebullición en su interior quiere expresarse sobre la pista. Y es que, a simple vista y viéndolo jugar, parece imposible una mejora que, al contrario, Juanmi González anuncia: “Espero que sí; en los entrenamientos y en los partidos todavía veo cosas que son muy mejorables y espero que vaya a más; estoy a un nivel más o menos considerable, pero todavía no he llegado al nivel que física y técnicamente creo que puedo ofrecer”. De locos, o de sabios, porque es maestro de la ‘alquimia del voleibol’, de cruzar todo lo que influye en este deporte.

El método del receptor onubense es tan sencillo como complicado, porque él no es capaz de entender la vida sin voleibol ni el voleibol sin la vida. Por eso, en Almería, el espacio entre la troposfera hasta la exosfera es su reino. Juanmi, vuela: “Estoy muy feliz, muy feliz, puede ser de los años más felices que recuerdo ahora mismo jugando al voleibol, y también en lo personal; estoy muy a gusto, muy tranquilo, conozco a todo el mundo del cuerpo técnico, a los jugadores, menos a dos o tres, y es un sitio también muy caluroso y no solo en lo que respecta a la temperatura, sino que te acogen muy bien, y es muy fácil estar a gusto aquí”. Desde ahí, no hay límite para él ni para el equipo: “Disfrutamos muchísimo en todos los partidos”.

Ese es el secreto a voces de este proyecto de Unicaja Costa de Almería: “Tenemos un equipo que se entiende muy bien, sin agujeros, todos nos conocemos muy bien, los pros y los contras de cada uno, nos aprovechamos de los pros, nos ayudamos en los contras y la verdad es que es un equipo que juega bien en conjunto y estamos muy a gusto en el campo”. Ahí reside la marcha de la temporada: “Si a mí me dicen que vamos a ganarle a Teruel y a Guaguas aquí en casa, a Palma fuera, visto lo visto a Manacor ganarle allí…, habría firmado desde el principio hacer las cosas así; es verdad que quedan ahora dos partidos muy difíciles que tendremos que sacar con el mayor número de puntos posible y a ver si puede ser que quedemos invictos”.

Penúltima piedra en ese camino, Río Duero Soria, “está jugando muy bien y vendrá con todo a Almería”, con referencias claras para Juanmi González: “A mí me gusta muchísimo cómo juega Álvaro Gimeno, que ha estado en la Selección a mi derecha y es un opuesto muy bueno, con mucha seguridad, y Pepe (Villalba), que también he jugado con él en la Selección y es un chico impresionante en ‘rece’, con muchos recursos en ataque, con muy bien saque, y bueno, si vamos uno por uno, cada jugador tiene lo suyo, pero son los dos que más conozco y a los considero gente apreciada por mí, y creo que son los que pueden darnos más guerra; también está Olalla, que es joven, pero que atacando está a un nivel muy alto”.

El onubense pasó por las filas sorianas en la temporada 2014/2015 y allí coincidió con tres jugadores que estarán en el partido del sábado (Moisés Ruiz, 19.30 horas), Andrés Portero siendo su compañero y Jaime Pérez y Manuel Salvador siendo sus adversarios en la pista: “Manu sigue dando caña, como siempre, y vendrá con toda su energía y sus ganas de dar guerra”. No fue buena temporada “por el tema de la operación de la cadera”. Han pasado seis años y varias etapas por Italia hasta que ha regresado al verde al que alienta una afición ejemplar a la que hace llamamiento: “Ojalá que venga toda la gente posible, que vengan todos los que vinieron a Teruel, los que vinieron contra Guaguas…, y multiplicado, que sea el máximo número de personas, que nos ayudan mucho, a las que cuando estamos fuera echamos mucho de menos, así que os invitamos a venir a todos”.

El reclamo es el juego del equipo y su marcha triunfal, acentuada tras doble salida con seis puntos y nueve de nueve victorias: “En Manacor jugaron sus cartas y tiraron muy fuerte en el saque; sí es verdad que al ver que nosotros aguantamos muy bien en ‘rece’, querían tirar más fuerte, y eso implica que se falle un poco más; estuvimos entrenando muchísimo esa semana aguantar un poco más la recepción por el tema del techo bajo, y por eso nos doy más mérito a nosotros de aguantar bien los fuertes de Manacor, porque nosotros también tenemos buenas cartas que jugar; y en Lugo supimos hacer bien el entrenamiento de la mañana para poder jugar bien por la tarde, así que estoy muy contento de cómo reaccionamos”. Él, en pista: “Yo quiero jugar todo, no me gusta estar en el banquillo, no me gusta verlo desde fuera”.

Eso no es problema, acostumbrado a enlazar partidos por su experiencia en los Red Lynxes, y respecto al viaje, “que te pesa en las piernas, te pesa en la espalda y es lo que se hace más duro”, está muy agradecido de que “el club nos da las máximas comodidades posibles”, textualmente. Misión, acabar primeros y ser campeones de invierno, sin mirar los cruces de la Copa del Rey, que pueden ir envenenados por la posición actual de los clubes: “Eso es lo bonito de este año, que no se puede dar nada por hecho; cualquier equipo te hace tres puntos en su casa, cualquier equipo viene a tu caca, te aprieta las tuercas y te da un toque de humildad; nosotros vamos a ir a lo nuestro, vamos a ir a ganar todo, vamos a intentarlo”. Da la casualidad de que los dos equipos restantes para el fin de la primera vuelta han sido suyos.

Y es que tras recibir a Soria se viaja a Ibiza, donde “sí tengo muy buenos recuerdos, porque fue el último año que coincidí con Piero, al que echamos mucho de menos, también estuve con Paquillo allí jugando, Elvis de Oliveira, que lo considero amigo, un club al que le tengo mucho aprecio y que espero que con el paso de las jornadas vaya a mejor, y que los próximos años esté un poquito mejor que esta año”, dice de modo textual. Después, la guinda sería acabar 2021 aun invicto, en visita a Valencia, dos seguidos de la cola ante los que no cabe confianza: “Absolutamente no, sino al contrario; tenemos que ser conscientes de que son equipos que pueden jugar a ‘no tengo nada que perder’ y ponernos las cosas súper difíciles; nosotros, como siempre decimos, dependemos de nosotros mismos, y si jugamos a nuestro mejor nivel se supone que no tendremos problema, pero tenemos que estar en él y darlo siempre”.

Publicidad
Compartir
Publicado por
AlmeriaCapital
Etiquetas: DeportesVoleibol

Entradas recientes

0-2: El Almería pierde el liderato ante el Eibar y necesita un «reseteo urgente»

Los rojiblancos, que siguen en ascenso directo, no aprovechan sus oportunidades y sufren la efectividad… Leer más

11 horas hace

Andalucía abre hoy la vacunación contra el covid para los nacidos desde 1985 a 1992

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) abre hoy la autocita para la dosis de recuerdo… Leer más

19 horas hace

El delegado de Salud en Almería cree que los padres deben notificar positivos de hijos en edad escolar

El secretario de Salud del PP de Almería y delegado territorial de Salud y Familias… Leer más

20 horas hace

Diputación de Almería favorece la inclusión y autonomía de niños con TEA y Síndrome de Down

Dárata, ASTEA, Asalsido son tres de las más de 100 asociaciones que se han beneficiado… Leer más

21 horas hace

COVID.- Almería suma 1.404 nuevos contagios y 2 fallecidos en las últimas 48 horas

Según datos facilitados este lunes, 24 de enero, en el parte del Instituto de Estadística… Leer más

22 horas hace

El IEA publica en edición facsímil el poemario ‘Trigo del Corazón’, la primera obra de Celia Viñas que vio la luz

La Diputación de Almería recoge en este trabajo, coordinado por Francisco Galera, los 69 poemas… Leer más

22 horas hace
Publicidad