España comienza a probar en La Gomera su app de rastreo de contagios

España comienza a probar en La Gomera su app de rastreo de contagios

La Gomera ha sido durante muchos años la isla más aislada del archipiélago canario. Fue, de hecho, la última en contar con aeropuerto propio (no se inauguró hasta 1999), hasta entonces, el principal acceso era a través de un ferry que partía desde el puerto de Los Cristianos (Tenerife)

Estas difíciles comunicaciones y su escarpada orografía obligaron a su población a ingeniar un sistema de comunicación propio, el famoso silbo gomero, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. También llevaron a los habitantes del resto de islas a popularizar hace algunas décadas los chistes de gomeros (el equivalente canario a los que se hacen en la península sobre los habitantes de Lepe).

Las cosas han cambiado. Este relativo aislamiento ha sido, de hecho, una de las razones que motivó al Ministerio de Economía, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, a elegir a esta isla canaria de apenas 22.000 habitantes para probar la eficacia de la app de control de contagios del coronavirus, que funciona con bluetooth y cuya prueba da comienzo este lunes 29 de junio.

Para ello, El Gobierno central, conjuntamente con el de Canarias y las administraciones locales gomeras, pretende reproducir durante las próximas tres semanas un rebrote ficticio para ver cómo responde bien y si resulta factible ampliarla al resto del Estado. La aspiración, según fuentes de la Secretaría de Estado, es lograr 3.000 descargas. Una vez que esos ciudadanos lleven su app en el móvil, el piloto generará 300 positivos falsos entre ellos para medir su eficacia de la aplicación, que funciona con un sistema de bluetooth.

La activación de esos 300 positivos ficticios debería provocar que dentro del grupo de ciudadanos con la app, un pequeño porcentaje recibiera una alerta por haber estado cerca de un contagiado. Entonces debería ponerse en contacto con las autoridades sanitarias según el protocolo que prevea el Gobierno de Canarias. Indra es la empresa que ha recibido el encargo de desarrollar la app y el proyecto piloto gracias a un contrato que asciende a 330.000 euros. La aplicación será de código abierto y parte del trabajo viene ya hecho desde Suiza por un equipo que lidera la ingeniera española Carmela Troncoso.

La prueba de esta app, ya terminada y entregada tanto a Google como a Apple para su posterior inclusión en sus respectivas stores, se llevará a cabo en tres fases diferenciadas que se prolongarán hasta finales de mes. La primera de ellas consistirá en darla a conocer entre la población local a través de diversas campañas de información con cartelería y en medios locales. Este lunes se darán a conocer los detalles del programa. El acto político de presentación se celebrará mañana martes.

“La Gomera es referente, y la propuesta de que nuestra isla haya sido elegida es sumamente positivo, aunque haya mucho que no quieran verlo así”. Quien habla es Casimiro Curbelo, el poderoso presidente del Cabildo insular y portavoz de la Agrupación Socialista Gomera en el Parlamento regional. Esta formación forma parte del llamado pacto de las flores que gobierna en las islas junto con PSOE, Nueva Canarias y Sí Podemos. “Me decía el otro día un señor alemán que lleva tiempo viviendo aquí que era muy raro el día en que no se hablase de La Gomera en la televisión alemana”. La canciller Angela Merkel ha sido asidua visitante de la isla en los últimos años.

España ha actuado con más lentitud que otros países a la hora de desarrollar esta aplicación. Alemania lleva más de 12 millones de descargas de su aplicación justo una semana después de su lanzamiento. Como Alemania pero con menos descargas están países como Italia, Francia, Suiza, Dinamarca o Letonia. Uno de los objetivos españoles era la interoperabilidad entre apps y países.

Al final, la mayoría de países ha optado por un modelo descentralizado, con lo que el funcionamiento de las aplicaciones más allá de las fronteras está casi garantizado. El único gran país europeo que, de momento, insiste en una opción distinta a la propuesta de Apple y Google es Francia.

Campaña

La campaña de información va a resultar necesaria. Jaime, taxista de 19 años (sin mascarilla, por cierto), asegura no haber oído hablar de esta prueba piloto. Igual que Francisco y Marcial, dos jubilados que pasan la tarde en un banco en las inmediaciones de la Torre de Colón, en el centro de San Sebastián de La Gomera. También los hay informados. Francisco, de 32 años, recepcionista de hotel, se conoce al dedillo el futuro funcionamiento de la app e, incluso, el número de descargas aproximadas que se prevén.

Casimiro Curbelo saca pecho de la gestión del Cabildo durante el confinamiento, un factor que, a su juicio, ha facilitado la elección de la isla. “Los ciudadanos han actuado de una forma sumamente responsable, tomamos tomado medidas pioneras en Canarias y en España, como adelantarnos a la compra de mascarillas o a las medidas de control en las residencias de ancianos”, asegura. “La Gomera ha sido puntera por méritos propios, por el comportamiento ejemplar de sus ciudadanos, y el Gobierno ha hecho una apuesta: antes no teníamos tanta presencia, las cosas están cambiando”.

También en lo que respecta a los chistes sobre gomeros. “Se ha desterrado el tono peyorativo de antaño”, sentencia el presidente insular. “Porque los gomeros hemos dado amplias muestras de nuestra tenacidad y nuestra capacidad de emprender”.

Guillermo Vega – EL PAIS

Eres el primero en comentar esta noticia

Comenta esta Noticia

Tu dirección de correo no será publicada.


*