Publicidad

El comité de Almería acuerda el cierre de nueve municipios con el cese de actividad incluido para Alboloduy

Sigue Leyendo

- Advertisement -
- Advertisement -

El comité territorial de Alerta de Salud Pública en la provincia de Almería ha acordado en su reunión adelantada de este miércoles el cierre perimetral de nueve municipios de la provincia de Almería a partir del próximo miércoles, entre ellos Alboloduy que, con una tasa de 1.313,6 casos por cada 100.000 habitantes, también cesará su actividad no esencial durante una semana.

Durante la reunión, presidida por el delegado territorial de Salud y Familias en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, se han analizado los datos epidemiológicos de la provincia de Almería, que mantiene los niveles de alerta actuales: nivel 2 para la zona Levante-Almanzora y nivel 3 para el área sanitaria Almería y Poniente.

Así, se prolonga durante una semana más el cierre perimetral de los municipios de Adra (507,6), Alcolea (829,4), Paterna del Río (547,9) y Santa Cruz de Marchena (502,5) mientras que se incorporan a ese cierre Albanchez (582,2), Bentarique (833,3), Fines (522,8) y Pulpí (656,5).

En esta línea, abandonarán las restricciones a partir de la medianoche del viernes las localidades de Instinción, Turrillas, Bayárcal, que, tras varias semanas de cierre –desde el 5 de marzo en el caso de Instinción– han conseguido reducir a cero la tasa de incidencia en sus pueblos y sofocar los brotes.

La vigencia de las medidas será de 7 días, después de su publicación en BOJA desde las 00,00 horas del viernes 2 de abril. Los umbrales que marcan los niveles están publicados y tienen en cuenta seis indicadores: índice acumulado a 14 días, índice acumulado en mayores de 60 años, pruebas PDIA, porcentajes de trazabilidad, índices de camas UCI e índice de hospitalización. Son los seis parámetros que aplican todas las comunidades autónomas.

Los comités territoriales de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto realizan un seguimiento continuo de la situación epidemiológica en sus provincias e informan sobre la necesidad de mantener o modular los niveles de alerta y sus grados según el riesgo sanitario y la proporcionalidad de las medidas. Habitualmente se reúnen cada jueves para evaluar la situación de los municipios.

La alcaldesa de Alboloduy (Almería) afirma que han actuado «por encima de las normas» para contener el virus

El municipio almeriense de Alboloduy se enfrenta a partir del próximo viernes a su cierre perimetral y el cese de la actividad económica no esencial durante, al menos, una semana después de haber alcanzado una tasa de contagio de 1.313,6 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días a pesar de que, desde que se detectó el primer caso el pasado jueves 25 de marzo, se ha trabajado «por encima de las normas» para tratar de contener el virus mediante medidas de autoconfinamiento.

La alcaldesa de Alboloduy, Sonia Guil, ha asegurado que aún se desconoce cómo ha llegado el coronavirus a la localidad ya que, si hasta ahora se les había achacado algún caso –cuatro detectados antes del brote– siempre ha sido en personas ligadas al municipio pero que no residían en él.

«Ha sido todo muy rápido, nos hemos encontrado con los contagios en una familia, luego una, otra, una sobre otra, hasta en seis unidades familiares, todo con una gran velocidad de trasmisión», ha manifestado en declaraciones a Europa Press, en las que ha expresado su temor a que puedan darse más casos por una posible trasmisión comunitaria.

Dado que los primeros casos fueron percibidos justo después de la reunión semanal del comité territorial de alerta de Salud Pública en la provincia, desde el Ayuntamiento se han emitido dos bandos para, por un lado, suspender las actividades grupales, y por otro, solicitar a los vecinos que se autoconfinaran y evitaran las visitas de allegados de otras localidades durante el fin de semana y las fiestas.

«La gente se está comportando y las familias que vienen normalmente los fines de semana, porque este es un pueblo con mucho arraigo, han sido súper respetuosas y no han venido salvo por necesidades urgentes», ha reconocido la alcaldesa, quien ha apuntado en este sentido la caída de la participación presencial en los actos de Semana Santa y en las misas, con apenas «cinco o seis personas» a pesar de la falta de un marco normativo que ha hecho que todo haya «quedado en manos de la buena voluntad de la gente».

Así, mientras que el Ayuntamiento ha continuado con las desinfecciones de espacios públicos y se ha facilitado a las personas mayores el acceso a productos y bienes de primera necesidad, los vecinos se han implicado para delimitar la movilidad. «Muchos comercios han abierto hasta el mediodía, el bar también ha estado hasta el mediodía y ha cerrado por la tarde. Hemos estado trabajando muy por encima de las normas», ha valorado.

La primer edil de este pueblo de apenas 600 habitantes ha agradecido la colaboración de los vecinos, quienes han ido comunicando además sus positivos conforme se hacían las pruebas a la espera de que la Junta de Andalucía desarrolle la próxima semana un cribado masivo que permita calibrar el alcance del coronavirus. Por el momento, los afectados –más de ocho– se mantienen con síntomas leves salvo un caso, que ha precisado de ingreso.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas Noticias

Las playas restringidas de Cabo de Gata registran el acceso de 9.053 vehículos en la primera quincena de julio

Las playas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Almería) situadas a poniente de la barriada de San José, desde...
- Publicidad -

Más Noticias de Almería

- Publicidad -