El condenado a 4 años de prisión se ganó la confianza de la menor con chucherías y galletas