Publicidad

Casi el 30% de las personas atendidas en pandemia por Cruz Roja en Almería «no habían necesitado ayuda» antes

- Publicidad -

Sigue Leyendo

Cruz Roja ha presentado este jueves su memoria anual de 2020, un año que se ha visto marcado por la pandemia de covid-19 y que ha hecho que cerca del 30 por ciento de la personas atendidas especialmente durante la peor etapa de la crisis sanitaria pertenezcan a «nuevos colectivos» que «no habían necesitado ayuda nunca», según ha indicado el presidente de la entidad en Almería, Antonio Alastrué.
«Desde el principio de la pandemia observamos que, además de los colectivos a los que atendíamos tradicionalmente que pasaron a estar en una situación peor, tuvimos muchas personas que jamás se habían acercado a servicios sociales comunitarios», ha explicado en rueda de prensa el presidente provincial.
Durante el pasado año se atendieron a 110.326 personas sobre todo por la situación de emergencia provocada por el coronavirus, lo que requirió una respuesta «sin precedentes» con la puesta en marcha del plan Cruz Roja Responde tras la primera declaración del estado de alarma en marzo de 2020.
«De manera rápida y en tiempo real tuvimos que dar respuesta al enorme incremento de las demandas de ayuda multiplicando nuestra intervención para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia», ha reconocido Alastrué.
Esa movilización «en un tiempo récord» permitió atender en la emergencia a más de 32.000 personas y se dieron 300.000 respuestas en toda la provincia. El máximo responsable de Cruz Roja en Almería ha explicado el «desamparo» de las personas sin hogar, las que «malviven en los asentamientos» y los colectivos de «extrema vulnerabilidad», para las que se activó un plan que permitió alcanzar a más de 10.000 personas en 20.000 acciones de reparto de material de abrigo, kits de higiene y mascarillas.
«La desesperación se sintió en las llamadas de auxilio de personas que necesitaban lo básico porque de la noche a la mañana se quedaron sin nada. En el confinamiento inicial fue clave el trabajo de inclusión social para asegurar la protección de las personas más indefensas que recibieron productos básicos de primera necesidad y medicamentos», ha valorado.
La entidad trató de contrarrestar la soledad del confinamiento con llamadas telefónicas a 18.500 personas identificadas como especialmente vulnerables ante el virus, toda vez que se atendió a 12.500 personas que precisaban medicamentos. Se hicieron casi 20.000 llamadas informativas y de control de estado físico, se efectuaron 900 entregas de medicamentos y productos de parafarmacia y se repartieron más de 5.000 productos de higiene personal.
En materia educativa, se facilitaron 200 dispositivos para que 1.500 niños pudiera seguir las clases de forma digital en colaboración con los centros educativos. Además, 800 menores estuvieron conectados para actividades de seguimiento educativo con el apoyo online del voluntariado de Cruz Roja Juventud.
En materia de empleo, se atendieron a 3.000 personas y se realizaron 3.700 actividades de información, orientación, acompañamiento, formación, intermediación y lanzamos ofertas en mercados inclusivos. «Hemos mantenido la calma y la serenidad para hacer nuestro trabajo y ser capaces de tejer alianzas externas con todas las administraciones, ayuntamientos y Diputación, que nos pidieron el apoyo para ser operativos y así trabajamos de manera unida como nunca antes se había hecho», ha valorado Alastrué.
Más allá del plan diseñado para dar respuesta a la pandemia, el coordinador provincial de Cruz Roja en Almería, Francisco Vicente, ha señalado las cifras globales derivadas de la actividad anual de la ONG entre los distintos colectivos vulnerables.
En términos generales, Cruz Roja Almería ha contado con 2.990 voluntarios –el 60,5 por ciento mujeres– que han prestado 76.267 horas de acción, lo que ha permitido dar ayuda para alimentación a 25.495 personas, atender a 5.822 extranjeros y asistir a 5.968 mayores.
Gracias a Cruz Roja Juventud se ha apoyado a más de cien menores en los programas de éxito escolar, se ha facilitado material escolar a casi 1.300 niños y niñas que también han recibido juguetes, se han repartido 2.500 lotes de meriendas y se ha trabajado en campañas de prevención de la violencia de género con más de 2.000 jóvenes a través de los puntos violeta, entre otras actuaciones.
Asimismo, el Centro de Atención Social de Almería ha atendido en el programa de drogodependencias a 536 personas que precisaban atención social básica y a otras 188 en el centro de tratamiento ambulatorio por adicciones. De otro lado, dentro del programa dedicado a la atención a población reclusa, se ha ayudado a 129 personas en sus trabajos en beneficio de la comunidad y se han celebrado 64 talleres terapéuticos para agresores de violencia de género.
En materia de Infancia, Cruz Roja ha apoyado a 107 menores en su desarrollo hacia el éxito escolar, mientras que 1.193 niños han recibido juguetes educativos y otros 1.299 material escolar. Entre sus principales resultados, también se ha colaborado con 26 centros educativos y se ha acompañado a 138 familias que han acogido a 167 menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas Noticias

COVID.- La Junta comunica este miércoles solo 29 positivos en Almería

Los contagios diagnosticados de Covid en Almería en las últimas 24 horas, según la Junta de Andalucía, es de...
- Publicidad -

Más Noticias de Almería

- Publicidad -