Publicidad
Categorías: Vivir Almería

Capitán Cobarde tripula con maestría el timón de sus canciones de verdad y corazón en Palabra de Músico

Publicidad

El autor sevillano conquistó una vez más a sus fiel ‘tripulación’ con cercanía, honestidad y una amplia gama de dominios musicales con piano, acústica, flamenca, bombo, pandereta y armónicas.

El Teatro Apolo se convirtió este pasado viernes noche en un bello barco de canción y poesía con el paso de Capitán Cobarde por Palabra de Músico, el formato de Kuver Producciones que cada temporada se incluye en la programación trimestral del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería. El artista sevillano, en un casi perpetuo estado de gracia y en constante movimiento evolutivo desde que debutara en solitario hace ya más de veinte años, llegaba presentando su último disco, ‘Camino De Vuelta’, en el que viene a sintetizar todas las influencias y estilos que ha venido desarrollando a lo largo de su carrera, con el denominador común de sus letras de corte poético, con mucha verdad personal y otro tanto de visceralidad.

En la entrevista previa, realizada por Mónica Aldehuela de Almería Is Different, Capitán Cobarde compartió y recordó sus inicios, “empecé en una banda punk que se llamaba Cogorza, porque es como crecí yo de adolescente”, confesó que “escribir canciones es como una terapia, porque sueltas de una manera u otra todo lo que tienes dentro, que es lo que genera los problemas cuando lo dejas” y que ha hecho las paces con su yo del pasado “con 20 años todo salía más fluido y más fresco porque ni te fijas tanto en las palabras ni eres tan exigente, ahora buscas contar las cosas de una manera precisa, aunque al final se trata de lo mismo, de cantar tu verdad”.

A punto de ser padre de un bebé llamado Silvio, posiblemente en cuota repartida de devoción al cantautor Rodríguez como al Fernández Melgarejo, rockero sevillano de leyenda, Capitán Cobarde confesó ser un amante de la cocina, un ávido lector de poesía (de la generación del 27 a Nick Cave), que prepara un libro de poemas y que si tuviera que auto definirse lo haría como “cocinero esquizofrénico” o “filántropo pirata”.

En el viaje musical, Alberto ha pasado del rock poeta y callejero como Albertucho en ‘Que Se Callen Los Profetas’ allá por 2004, llegaría dos años más tarde ese tratado de rock y rumba llamado ‘Lunas De Mala Lengua’, el toque más urbanita y anglosajón de ‘Amasijo De Porrazos’ en 2008 y la semilla de la primera transmutación, en 2010, con ‘Palabras Del Capitán Cobarde’. Ese disco sembró una planta de la que nacería ‘Alegría!’, su paso sin ambages al folk de banjo, palillo y sombrero. El cambio fue tal que, como los grupos de radio fórmula que acaban detestando el éxito que les hizo populares, apostó por cambiar su nombre, por hacer una falla entre el presente y el pasado tomando su nombre definitivo como Capitán Cobarde.

Bajo esa nomenclatura llegaría un disco en directo en 2015 que intentaba terminar de dejar las cosas claras y un posterior ‘Carretera Vieja’ en 2017 que ahondaba en esa línea. Pero no hay nada mejor que saber convivir con todas las caras de uno mismo y, en ese tránsito, desde hace un par de años, Alberto Romero empezó a encontrar un equilibrio sincero y natural entre todas sus capacidades artísticas y musicales que se concretan en ‘Camino De Vuelta’ y en conciertos como el de anoche.

Alberto arrancó con dos temas de su ‘Carretera Vieja’, primero al piano con ‘Sucedió’, que le vino perfecta que calentar y entonar la voz, y ‘Enano De Ojos Tristes’. Canciones de personajes repletos de vivencias o urgencias emocionales, como las de ‘El Hombre Invisible’ o la celebración coral de ‘La Primavera’. Entre tema y tema, además de montar el dispositivo sonoro, puesto que él se encarga de bombo y pandereta con los pies, guitarras acústica y española, varios tipos de armónica, además del citado piano… más confesiones, como la de que ‘Parece Ser’ nació como una ‘canción disculpa’ por las prolongadas noches que padece su pareja cada vez que viaja a Jerez. Una rumba urgente y con una línea de guitarra tensa y oscura que evoca las hechuras de su segundo disco.

Con la flamenca a cuestas, Capitán Cobarde se atrevió con una versión de ‘Los Tiempos Están Cambiando’ de Dylan, al que teloneó en Mérida en 2008, “Currito Dylan, como dicen ‘Los Chanclas’”. Aunque el ‘tío Bob’ no le dejó incluirla en un disco, confesó que “el día que nos falte me echaré a llorar, como cuando se vaya Sabina… Son muchas horas de mi vida con ellos”. Entonados y con confianza creciente entre artista y público, tras la guasa de un supuesto tercer nombre, ‘El Eterno Debutante’, el Capitán hizo un guiño a los seguidores más añejos con la remozada al country ‘El Pisito’ de su debut.

De lo antiguo a lo nuevo, el concierto continuaría con ‘Acuérdate De Mí’, canción dedicada a sus dos abuelas y todos aquellos que padecen el mal de Alzheimer. De hecho, todos los fondos que genera el tema son donados a la Fundación Pasqual Maragall. De homenaje a mayores en la vida a los de la música. Así nace ‘Los Hijos De La Calle’, en honor a sus paisanos Reincidentes. La siguiente, un guiño a García Lorca con los versos de esa ‘Ciudad Sin Sueño’ que popularizara en la música Enrique Morente antes de ‘La Gravedad de la Teoría’.

Antes de entrar en el último tramo del concierto, Capitán Cobarde se bajaría al patio de butacas para cantar sin micrófono un canto de gratitud a poder dedicarse a la música en ‘El Rey de los Afortunados’. ‘El Marinero’ azuzó las olas en esa suerte de cántico pirata antes de volver al piano para ofrecer dos de los momentos más intensos de la noche, la conversación con el demonio en una especie de salmo apócrifo de ‘Los Malos Cristianos’ y el deseo de eternidad de padres, madres y mayores en ‘Tiempo’.

Habiendo sudado la camiseta y pisado su sombrero en honor al público, como el galán que tira su chaqueta en señal de rendición, Capitán Cobarde se despediría por primera vez con ‘Camino De Vuelta’, que sintetiza su visión personal de la música y de su carrera de manera magistral, para ofrecer en los bises otros dos temas de su último álbum, ‘Juguetito’ y la comprometida y política ‘Vergüenza’, para cerrar con su himno y el de toda su tripulación: “Capitán Cobarde”.

Publicidad
Compartir
Publicado por
AlmeriaCapital

Entradas recientes

Este miércoles finaliza el plazo para el Concurso de Proyectos de Producción Audiovisual Almerienses de FICAL

Hasta este miércoles, 17 de agosto, permanece abierto el plazo para participar en uno de… Leer más

1 hora hace

Diputación y Obispado recuperan el patrimonio histórico-cultural de Adra y Costacabana

El acuerdo que la Diputación Provincial mantiene con el Obispado de Almería posibilita la recuperación… Leer más

2 horas hace

La Policía Local de Vera recibe los primeros 15 nuevos chalecos antibalas

El ayuntamiento de vera ha iniciado la renovación de los chalecos antibalas de la Policía Local… Leer más

2 horas hace

Pésame por la muerte de Juan Domínguez, “voz radiofónica destacada” del periodismo almeriense

La Diputación Provincial de Almería ha lamentado este martes la pérdida del comunicador almeriense Juan… Leer más

2 horas hace

Piden la colaboración ciudadana para dar con quienes acabaron con la vida de un estudiante de la UAL en Íllora (Granada)

a Guardia Civil continúa este lunes con la investigación de la pelea acontecida en el… Leer más

4 horas hace

Adra favorece la conciliación laboral y familiar con varias Escuelas de Verano

Los más pequeños de Adra han podido disfrutar, un año más, de la amplia oferta… Leer más

5 horas hace
Publicidad